top of page

¿Cómo sacarle provecho a sesiones de esgrima en línea?


¡A trabajar!

Vivimos en un tiempo interesante. Puede que la situación actual nos haya empujado a evaluar muchas de las actividades que damos por sentado, pero también nos permite apreciar las ventajas que tiene la tecnología para nuestras rutinas, como son los entrenamientos.


Muchos clubes comienzan a ofrecer entrenamientos por medio de internet. En Ritterschaft HEMA, estamos implementando de forma permanente las sesiones en línea y esto conlleva muchos cambios en la mecánica de clase. Entrenar desde el otro lado de una pantalla tiene beneficios siempre y cuando se consideren también las áreas de cuidado. Los tiempos se manejan muy diferentes debido a la alta eficiencia de un programa por computadora y esto significa una carga de trabajo y desgaste físico (y mental) distinto para todos, asistentes e instructor. Si no se tiene en mente un par de detalles, puede afectar en la experiencia de entrenamiento para todos.


Pero que las cosas sean diferentes, no significa que sean malas. Como toda herramienta de entrenamiento es cuestión de adaptarse, pensar positivo y aventarse al ruedo. A continuación te presentamos un listado de consideraciones para que todos apoyen con una sesión en línea agradable y productiva.



Asegura lo indispensable


Aunque no es lo más crítico, una buena cámara ayuda.

Una sesión en línea requiere que el alumno y el instructor puedan hacerse con al menos un par de cosas:


  • El dispósitivo mismo para tomar la clase puede ser una laptop que tenga ya micrófono y webcam integrado, una computadora que cuente también con ello, una tableta, o incluso hasta un celular (aunque no lo recomiendo por el tamaño de la pantalla). Puedes ponerte creativo si tienes acceso a una televisión de buen tamaño y conectar tu dispositivo a ella para poder aprovechar las pulgadas de pantalla. Hoy en día muchos dispositivos pueden proyectarse en un monitor de forma inalámbrica.

  • Una conexión a internet suficientemente estable (Si se conecta directamente el dispositivo por medio de un cable Ethernet al módem, mejor). Pra mejorar el procesamiento ayuda cerrando programas en el dispositivo y también dando aviso a quienes se conectan a la misma red de internet que necesitarás algo de ancho de banda durante tu clase.

  • Ropa deportiva cómoda. Por obvias razones, pero en general, trae contigo tu atuendo de entrenamiento serio. Esto te ayudará a mentalizarte bien a lo que vas a hacer y desconectarte de la "sensación hogareña". Nada de entrenar en pijama.



Conoce la plataforma


En Ritterschaft HEMA utilizamos ZOOM como la plataforma para impartir nuestras sesiones. Puedes descargar la aplicación para celular o escritorio, crear tu cuenta (con tu nombre y apellido reales pues es difícil identificar gente con nombres como "ElGranEsgrimistaExtremo"), y pasar un rato conociendo las herramientas que la plataforma ofrece.


Recomiendo crear una sesión privada en un rato libre que puedas disponer sólo para identificar la pantalla de observador y dónde se ubican los botones útiles como silenciar, habilitar micrófono y habilitar video. Asegura también ajustar las configuraciones como calidad de video, etc.



Habilita tu espacio


¡Adecuar un espacio ayuda también a concentrarse mejor!

No se requieren muchos metros cuadrados para llevar a cabo una sesión en línea. Pero encontrar un espacio en casa donde poder trabajar durante el entrenamiento hace una gran diferencia. Idealmente un piso de duela es lo mejor para trabajar pero, en caso de no tenerlo, algo de alfombra será suficiente. Concreto uniforme es buena tercera opción y como última opción un piso de lozeta (o incluso los exteriores). Cerciórate que no hayan objetos que puedas derribar por ahí. ¡La seguridad es primero! El posicionamiento de tu cámara será casi igual de importante. Dependiendo del tipo de sesión en la que participes, será necesario que tu instructor vea la mayor parte de tu cuerpo, incluyedo los pies. No será tan obligatorio en una sesión de acondicionamiento, por ejemplo, pero sin duda se requiere buena visibilidad en algo como una sesión de Entrenamiento Personal.



¿Qué hay de las armas?


Esta es la parte más particular pero también la menos estricta, al menos en nuestras sesiones. No todos cuentan con espadas específicas para la disciplina y con el alcance de una sesión en línea esto es importante a tomar en cuenta. No sólo eso, sino también el espacio en casa puede ser delimitado por paredes, muebles, lámparas, etc. y esto significa que incluso teniendo una espada, puede no ser lo más práctico ni seguro andarla moviendo por ahí con intensidad.


Usa lo que tienes a la mano.

Mucho dependerá de la situación de cada quién, así que debajo pongo opciones progresivamente más convenientes según con lo que se dispone:


  1. Nada: Sólo posicionamiento del cuerpo es suficiente para generar memoria muscular y cordinación. Similar a cuando se trabajan ejercicios de sombra. No siempre es obvio pero, para la esgrima, el arma es una extensión del cuerpo y no lo único importante.

  2. Una vara corta: Evita irte por algo grande como un palo de escoba si el espacio no lo permite. Recuerda, queremos darle prioridad a que el cuerpo pueda moverse con soltura, muy por encima de beneficiar el tamaño de la vara y que por consecuencia veas tu movimiento reducido.

  3. Un simulador corto: Con un par de tubos PVC puedes construir un simulador corto que te ayudará a trabajar con el mismo principio anteriormente mencionado: soltura del cuerpo es prioridad. Aquí un tutorial de cómo hacer el tuyo.

  4. Un simulador: Una espada de practica o un simulador de nylon, madera, o cualquier material que mantenga el aspecto general de un arma.

  5. Una espada (de acero): Ultimadamente quieres progresar a trabajar con el arma tal cual, pero recuerda, ¡No es prioritario en una sesión en línea!

  6. Poste de golpe o plastron de pared: Si tienes un objeto para poder llevar a cabo tus contactos, tendrás un beneficio extra. Aquí una guía de cómo hacer un plastron de pared bastante sencillo o incluso uno hecho con materiales del hogar.



Sé puntual


El manejo del tiempo en una sesión en línea es crucial. La mecánica de clase se ve empujada por contenido cada minuto y no hay descansos para tomar agua, ir a vestirse, ni nada de eso que nos acostumbramos a hacer en un lugar físico de entrenamiento con más personas. Organiza tus tiempos y prepara desde unos 10 minutos antes de la sesión tu dispositivo, tu espacio, tu vestimenta. Quieres tener resuelto todo posible retraso antes de que comience la sesión. También, ten un plan B en caso que tu primer dispositivo falle por alguna razón. En algunos casos, no podrás ingresar a la sesión una vez esté comenzada o ya hayan pasado ciertos minutos. Esto usualmente es por seguridad y para evitar distraer o entretener al instructor haciendo ajustes en un ingreso repentino, (¡Recuerda que el peso de una clase en línea es mucho mayor y cada segundo cuenta!) así que ser puntual respeta el trabajo de los demás participantes y del instructor.



Pon de tu parte


Todos estamos tratando de entrenar y para que una sesión en línea se lleva a cabo sin complicaciones, es necesario apoyo de todos los participantes.


El respeto a los horarios es parte de esto, pero también la responsabilidad de familiarizarse con las pataformas digitales. Esto ayudará a evitar problemas como tener encendido el micrófono cuando no es debido e interrumpir la sesión para todos. Seguramente el instructor tendrá mecánicas para que la sesión tenga orden, pero lo más importante es que todos los participantes las refuerzen.


¡Una clase fluida es compromiso de todos!

También evita compartir los enlaces de acceso a personas que no hayan sido invitadas a la sesión, evitando que éstos igualmente lleguen a compartir los enlaces y así el acceso a la sesión pierda todo tipo de control. Esto se conoce como "zoom-bombing" y puede ser problemático. Recuerda, los enlaces de acceso fueron confiados sólo a ti por medio de alguna mecánica oficial. No rompas esa confianza.



Piensa positivo


Una clase en línea no es un paso atrás en tu entrenamiento, es una herramienta más a tu disposición. Es parte de tu entrenamiento y aprovecharlo te ayudará a elevar tu capacidad como esgrimista. Con la tecnología de hoy en día es sorprendente todo lo que podemos lograr incluso cuando estamos separados físicamente. Así que da la cara a ese entrenamiento y mira tu progreso elevarse.



78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page